Asamblea Diocensana

“Discípulos misioneros de Cristo"

Piedras Vivas

Evangelizar a través del arte

viaje a Tierra Santa

siguiendo los pasos de Jesús

Campamentos Diocesanos

Un verano de aventuras

Mostrando entradas con la etiqueta Ejercicios Espirituales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ejercicios Espirituales. Mostrar todas las entradas

5.7.18

ENCONTROS PARA A SOLIDARIEDADE | 25-29 XULLO: EXERCICIOS ESPIRITUAIS






A cargo do Bispo emérito de Barbastro - Monzón, Mónseñor Alfonso Milián. É membro da Comisión Episcopal de Pastoral Social e foi Bispo Delegado de Cáritas Española.


Dirixido a: toda persoa que queira vivir a alegría da fe.









¿Onde?



Calle Uceda 45
Torremocha de Jarama (Madrid)

6.11.17

Últimos días para anotarse a Ejercicios Espirituales

Síntomas de una vida normal:
-Cansancio
-Falta de tiempo
-Agobio
-Prontos de mal humor
-Situaciones que no se resuelven como uno desea
-Ajetreo
-Falta de Silencio
-Apatía
-Miedo

Ya sabes por dónde voy.... si tienes alguno de estos síntomas o si simplemente necesitas respirar aire nuevo, no te olvides que este fin de semana (del 10 al 12) la Delegación de Infancia y Juventud de Santiago de Compostela ha organizado unos Ejercicios Espirituales, únicos y exclusivos para ti.


No dudes más y apúntate antes de este miércoles (8 de noviembre). 

23.10.17

Ejercicios Espirituales 2017

¿QUÉ SON LOS EJERCICIOS ESPIRITUALES?
Los ejercicios espirituales son una experiencia de oración que busca profundizar y enriquecer la relación con Dios. Se trata de experimentar en carne propia su cercanía y amor, y así reorientar la propia vida hacia el seguimiento de Jesús.

En términos prácticos, los ejercicios se realizan en un ambiente de retiro espiritual, en silencio, con momentos de oración personal, charlas y acompañamiento personal. Pueden durar 2, 3 o 4 días (en sus modalidades más breves), 8 días, o bien extenderse durante un mes completo.


En nuestra diócesis tendremos del 10 al 12 de noviembre, nuestra tanda de ejercicios, en la zona de Sanxenxo, Casa de espiritualidad Santa María do Mar - Dorrón.
PRECIO
50€ para estudiantes y parados
90€ para los trabajadores
ingresarlo en
ES21 2080 0348 3530 0005 2547
Concepto: 
Nombre y apellidos + ejercicios 2017

FECHA
Viernes 10 de Noviembre 
a las 18,00hs
Domingo 12 de Noviembre 
a las 18,00hs 
Ven a ejercitar el alma de la mano de Jesús.

5.4.17

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA SEGLARES

La Asociación Católica de Propagandistas organiza una tanda de Ejercicios Espirituales en Santiago de Compostela. 

La tanda tendrá lugar en el edificio de S. Martín Pinario (Seminario Mayor), del 28 de abril (comenzando con la cena) hasta el 1 de mayo (finalizando con la comida). Será dirigida por D. Víctor Castaño, sacerdote diocesano, gran experto en ejercicios espirituales. Fue director del Centro diocesano de Espiritualidad del Corazón de Jesús en Valladolid.

A través de la experiencia de Ejercicios Espirituales se pretende recuperar el valor del silencio, de la escucha de la Palabra, de la contemplación, para llegar a la unión con Dios. En su Exhortación Evangelii Gaudium, el Papa Francisco insistió en la necesidad de cultivar la vida interior:

"Siempre hace falta cultivar un espacio interior que otorgue sentido cristiano al compromiso y a la actividad. Sin momentos detenidos de adoración, de encuentro orante con la Palabra, de diálogo sincero con el Señor, las tareas fácilmente se vacían de sentido, nos debilitamos por el cansancio y las dificultades, y el fervor se apaga. La Iglesia necesita imperiosamente el pulmón de la oración…" (PAPA FRANCISCO, Evangelii gaudium, 262).

Más información e inscripciones: 
Tfnos. 629 892 025 / 616 172 140

e-mail: santiago@acdp.es

19.12.16

Ejercicios Espirituales

Ejercicios Espirituales, 
nueva tanda organizada por la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar.

 ¡No lo pienses más! Si aún no los has hecho, apunta lugar y fechas:

Del lunes 2 de enero (13:30 h.) hasta el jueves 5 (después de comer)

Director de Ejercicios: Antonio Cano.
Casa de Ejercicios Espirituales de Santiago (Campus sur)
Precio:
120 €  (trabajadores)
90 € (estudiantes y parados )

Inscripciones: 
Javi Porro: 680429626 
(llamar o Whasapear)
javierporro@archicompostela.org

¿Por qué hacer ejercicios espirituales?


El rimo frenético de la vida moderna crea personas llenas de cosas y actividades pero insatisfechas. Muchas actividades ocasionan una dispersión en la persona, dejándola confundida y débil, alguien así es incapaz de enfrentar las contrariedades de vida porque esta no está ordenado a su último fin.
Ahí está la clave de los Ejercicios, ordenar y enfocar la vida a lo importante, dejando lo efímero y pasajero de lado.
Este método ha probado su eficacia durante cinco siglos y es ahora cuando su ayuda se hace más urgente e indispensable dado el ritmo al que nos somete la vida, empeñada en hacer de nosotros un mero instrumento de producción y consumo.


Pero.... ¿Qué son los Ejercicios Espirituales?




“Los Ejercicios son todo lo mejor que yo en esta vida puedo pensar, sentir y entender, así para el hombre poderse aprovechar a sí mismo, como para poder fructificar, ayudar y aprovechar a otros muchos” (Monumenta Ignatiana, v.1, p.113).
Esta es la opinión que -sin ninguna presunción- daba san Ignacio sobre su libro de Ejercicios Espirituales Ignacianos. Por eso, cuando veía a alguna persona que podía hacer mucho bien en la Iglesia, trataba con todo su afán para que hiciese los Ejercicios Espirituales Ignacianos.
Los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola son una secuencia ordenada de meditaciones y contemplaciones -ejercicios- que surgen de la profunda experiencia espiritual que Ignacio vive a partir de su conversión, con el fin de ayudar al que se ejercita en ellos a descubrir cuál es la voluntad de Dios para su vida.
Ignacio decide escribir este Cuaderno de los Ejercicios Espirituales con el propósito de ayudar a otros, comunicándoles las ideas y sentimientos que a él le habían transformado. Por ello, los concibe y realiza mas bien como una guía dirigida -no tanto al que los experimenta-, sino al que los Predica.
El objetivo de los Ejercicios Espirituales Ignacianos es ayudar al que los experimenta, a discerniry conocer lo que Dios quiere de él, y a desear y elegir esto.
De modo particular,los Ejercicios Espirituales, son muy útiles para organizar la vida diaria de acuerdo a la voluntad de Dios, e incluso a descubrir a qué Vocación Dios me esta llamando, para aquellos que todavía no han decidido.
La experiencia completa de los Ejercicios Espirituales Ignacianos dura aproximadamente 30 días, los cuales se hacen en silencio y bajo la guía del Predicador. Pero es posible adaptar el mes de Ejercicios Espirituales a la situación real de cada uno. De aquí que se puedan hacer versiones reducidas de 5 o hasta 3 días



3.11.16

Ejercicios Espirituales: Una gran conexión




El pasado
28 de octubre, empezábamos de una forma muy animada los ejercicios espirituales en Dorrón, anteriormente ya había hecho unos en esa misma casa, por eso cuando me enteré de que se repetirían allí la alegría fue inmensa.

A la mañana siguiente después del madrugón se podría considerar que los ejercicios empezaban oficialmente. En un ambiente de silencio y después de salir de la capilla, nos dirigimos a una de las primeras meditaciones, impartidas por Carlos (rector del Seminario Mayor de Santiago), todas y cada una de sus meditaciones fueron de gran ayuda. Gracias a ellas,
pude reflexionar sobre mis actitudes diarias, y darme cuenta de que había cosas que no estaban bien, y que realmente no eran muy difícil rectificarlas y mejorarlas.

En estos ejercicios pude y tuve la gran suerte de conocer mucho más a Dios, e incluso a mi misma, de una forma muy sencilla, que puedo recordar diariamente.

En cada oración que hacía, sentía una gran conexión, como si simplemente estuviese hablando con un gran amigo de tú a tú, es algo que da mucha tranquilidad y comodidad. 

En general, todos los momentos de adoración han sido muy buenos y positivos, sobretodo porque pude notar una gran diferencia de un año para otro. En un año las personas no solemos cambiar mucho, pero yo puedo afirmar que he madurado sentimentalmente, pero sobretodo espiritualmente.


El momento que más me gustó, fue la adoración a la cruz, que tuvimos la última noche. Había un clima de oración muy grande y creo que cada uno de nosotros nos sentimos especialmente emocionados.

Honestamente, y a pesar de que eran tres días, se me hizo muy corto, cuando parecía que empezaba a sentir que estaba en un momento culmen, me daba cuenta de que me tenía que marchar, es algo que me daba mucha pena, pero por otra parte, soy consciente que esos ejercicios han marcado un antes y un después en mi fe, y todo lo que he aprendido lo intentaré desarrollar en mi día a día. 

No tengo muy claro, el motivo por el que al final asistí a los ejercicios.. tal vez providencia, insistencia, ganas.. pero me alegro de haber vivido esos días con un maravilloso grupo de 20 personas, que a pesar de que no pudiésemos hablar, con una mirada o una simple sonrisa, te sentías como en casa. 

Doy gracias a Dios por todo lo vivido y con la plena esperanza de que el año que viene serán igual o más reconfortantes que los de este año. 





Osea que si nunca has ido, o hace tiempo que no has estado en algo parecido, te animo que pruebes la experiencia, sabiendo que serás recibido/a con los brazos abiertos.

Silvia Trasancos

14.10.16

Es tiempo de una nueva experiencia de Dios

Diré primero en qué no consisten los ejercicios espirituales:


No son un tratado de teología espiritual o de espiritualidad. No consisten en predicar y oír sermones ni conferencias, 
ni en intercambios de grupo, 
ni tampoco sólo en hacer oración (aunque se ha podido decir con acierto que son una excelente escuela de oración), 
o sólo leer la biblia 
o celebrar la eucaristía 
o rezar personalmente 
o en grupo la liturgia de las horas. 
Son algo distinto. 
Según el mismo Ignacio, son todo modo de examinar la conciencia, de meditar, de contemplar, de orar vocal y mentalmente, y de otras operaciones espirituales, encaminadas todas a preparar y disponer el alma para quitar de sí todas las afecciones desordenadas y, a partir de ahí, buscar y hallar la voluntad divina en la disposición de su vida. Son, pues, un conjunto de actividades espirituales personales del que “se ejercita”, sin poder ser sustituido en ellas por nadie, orientadas a un doble fin: primero, para tomar conciencia, desde la historia del mundo y la personal de cada uno, a la luz de la misericordia recibida de Dios, del pecado y desorden real o potencial de la propia vida, y para poder reorientarla por medio de la contemplación comprometida, asidua y prolongada, de los misterios de la vida, pasión, muerte, resurrección y ascensión de Jesús. Todo un proceso, en el que intervienen tres actores: el que hace los Ejercicios, el que se los propone y lo acompaña, y el Espíritu de Dios que actúa en ambos, pero dejando que él se comunique inmediatamente al ejercitante, “abrazándole en su amor y alabanza y disponiéndole para su mejor servicio en adelante”. No hay ejercicios ignacianos “estándar”, uniformes para todos; cada proceso es singular y la propuesta común contenida en el texto necesita ser adaptada en sus modalidades, duración e intensidad, a cada persona, según su capacidad humana y espiritual, su disposición en el momento en que se ejercita, y su deseo, mayor o menor, de exponerse a la acción de la gracia de Dios. 










Los Ejercicios serán en el Seminario Mayor de Santiago de Compostela, del 28 al 31 de octubre. Los impartirá Don Carlos Álvarez, rector del Seminario Mayor y Delegado de Vocaciones. 

Para apuntarte tienes dos opciones:

1.- Seguir este enlace (formulario de inscripción) y rellenar el formulario

2.- Llamar a Dani Pérez:699 826 987

Estos ejercicios son muy económicos!! 

Estudiantes y parados 35€ trabajadores 50€

28.9.16

Ejercicios Espirituales para sentir y gustar internamente

San Ignacio de Loyola propuso los ejercicios espirituales como un modo de ayudar a encontrarse con Dios y desde ahí orientar la propia vida. Un encuentro donde se busca sentir y gustar el amor de Dios “por dentro” para transmitirlo después “por fuera”, en cualquier circunstancia y momento.

Pulsa en la Imagen para Inscribirte



"Los ejercicios son todo lo mejor
que yo en esta vida puedo pensar, sentir y entender,
así para el hombre poderse aprovechar a sí mismo,
como para poder fructificar, ayudar y aprovechar a otros muchos..."

San Ignacio de Loyola
(carta a Manuel Miona, 16 de Noviembre de 1536)

8.5.16

Ejercicios Espirituales para ser capaces de misericordia


La Asociación Católica de Propagandistas organiza una tanda de Ejercicios Espirituales en Santiago de Compostela. 



La tanda tendrá lugar en la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales, del 13 de mayo (comenzando con la cena) hasta el 17 de mayo (finalizando con la comida). 

Será dirigida por el P. Enrique Martín Baena, CPCR, religioso de la Casa de Cooperadores Parroquiales de Cristo Rey de Pozuelo, Presidente de la Fundación “Cooperación y Misión”. Es un reconocido experto en Ejercicios Espirituales.

Información e inscripciones: 629892025
santiago@acdp.
es



8.10.15

¿Por que debería hacer ejercicios espirituales?

¿Por que debería hacer ejercicios espirituales?

La vida interior también hay que trabajarla. Los Ejercicios Espirituales son como unas tablas de gimnasia que ayudan a exponernos a la acción de Dios y a asumir su llamada a vivir la plenitud de vida que nos ofrece. 
Siguen un método que se acomoda a lo que cada uno va experimentando, con la ayuda de un guía personal (acompañante) que a modo de entrenador asegura su buena aplicación y su correspondiente adecuación.
Quieren ser una ayuda para tomarse el Evangelio de Jesus en serio. Para romper las ataduras de nuestro corazón que nos impiden ser verdaderamente libres para amar. Para percibir el modo concreto en que Dios nos invita a construir el Reino y a servir a nuestros hermanos como miembros de su Iglesia. Para no contentarnos con una vida mediocre, a medio gas, de horizontes alicortos, y para aprovechar nuestro tiempo y nuestra vida de la mejor manera posible. Para no quedarnos en las ideas, en las meras nociones, en los planteamientos ideológicos, sino perseguir una verdad que se verifica en una experiencia saboreada, gozosa y estimulante. 

Finalmente para poder entender, no sólo desde la cabeza, sino sobre todo desde el corazón, lo que quiere decir el Apóstol cuando exclama: ¡Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí! Esta vida en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gal 2, 20)

¿Quién puede hacer Ejercicios?
 
 Los Ejercicios Espirituales no son para gente buena, que además se lo sabe, y no siente el aguijón de un “más”. No son para espíritus conformistas, ni para aquellos que lo quieren todo sin renunciar a nada. Son para gente capaz de poner en juego lo que tiene para perseguir lo que ama,  emprendedores y arriesgados en correspondencia con una apuesta existencial de gran calado. Gente sedienta de conversión profunda porque sabe que necesita algo más y algo distinto, o está atravesada por la búsqueda y el anhelo de lo que Jesucristo promete a sus amigos y amigas.
Los Ejercicios requieren de la persona cierta estabilidad emocional, disposición a un compromiso estable y continuado, y capacidad para una cierta interiorización.

¿Cómo se hacen?
 
Poniendo toda la carne en el asador. Son básicamente Ejercicios de oración personal, de unidades de tiempo reservadas exclusivamente para la intimidad con Dios. Y se sirven también de todo aquello que la Iglesia emplea para asegurar la transformación del hombre en Cristo: gustar la Palabra de Dios, examen de la propia vida, ascesis, guía espiritual, vida sacramental y litúrgica, desbordamiento del servicio, realimentación con lecturas adecuadas del paradigma enamorado del seguimiento de Cristo. Esas experiencias afectan a todo lo que uno siente, proyecta y realiza a lo largo del proceso, con una lectura permanente de lo que el Señor quiere comunicarnos a través de lo que experimentamos


 Pincha en la imagen para inscribirte

https://docs.google.com/forms/d/13Aki4MJSRYfnpPgYVsKBfZE0ZdehbCzRu5tyJOVbbbg/viewform

28.9.15

¿Por qué hacer ejercicios espirituales?

¿Por que debería hacer ejercicios espirituales?

La vida interior también hay que trabajarla. Los Ejercicios Espirituales son como unas tablas de gimnasia que ayudan a exponernos a la acción de Dios y a asumir su llamada a vivir la plenitud de vida que nos ofrece. 
Siguen un método que se acomoda a lo que cada uno va experimentando, con la ayuda de un guía personal (acompañante) que a modo de entrenador asegura su buena aplicación y su correspondiente adecuación.
Quieren ser una ayuda para tomarse el Evangelio de Jesus en serio. Para romper las ataduras de nuestro corazón que nos impiden ser verdaderamente libres para amar. Para percibir el modo concreto en que Dios nos invita a construir el Reino y a servir a nuestros hermanos como miembros de su Iglesia. Para no contentarnos con una vida mediocre, a medio gas, de horizontes alicortos, y para aprovechar nuestro tiempo y nuestra vida de la mejor manera posible. Para no quedarnos en las ideas, en las meras nociones, en los planteamientos ideológicos, sino perseguir una verdad que se verifica en una experiencia saboreada, gozosa y estimulante. 

Finalmente para poder entender, no sólo desde la cabeza, sino sobre todo desde el corazón, lo que quiere decir el Apóstol cuando exclama: ¡Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí! Esta vida en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gal 2, 20)

¿Quién puede hacer Ejercicios?
 
 Los Ejercicios Espirituales no son para gente buena, que además se lo sabe, y no siente el aguijón de un “más”. No son para espíritus conformistas, ni para aquellos que lo quieren todo sin renunciar a nada. Son para gente capaz de poner en juego lo que tiene para perseguir lo que ama,  emprendedores y arriesgados en correspondencia con una apuesta existencial de gran calado. Gente sedienta de conversión profunda porque sabe que necesita algo más y algo distinto, o está atravesada por la búsqueda y el anhelo de lo que Jesucristo promete a sus amigos y amigas.

Los Ejercicios requieren de la persona cierta estabilidad emocional, disposición a un compromiso estable y continuado, y capacidad para una cierta interiorización.

¿Cómo se hacen?
 
Poniendo toda la carne en el asador. Son básicamente Ejercicios de oración personal, de unidades de tiempo reservadas exclusivamente para la intimidad con Dios. Y se sirven también de todo aquello que la Iglesia emplea para asegurar la transformación del hombre en Cristo: gustar la Palabra de Dios, examen de la propia vida, ascesis, guía espiritual, vida sacramental y litúrgica, desbordamiento del servicio, realimentación con lecturas adecuadas del paradigma enamorado del seguimiento de Cristo. Esas experiencias afectan a todo lo que uno siente, proyecta y realiza a lo largo del proceso, con una lectura permanente de lo que el Señor quiere comunicarnos a través de lo que experimentamos


 Pincha en la imagen para inscribirte

https://docs.google.com/forms/d/13Aki4MJSRYfnpPgYVsKBfZE0ZdehbCzRu5tyJOVbbbg/viewform
 

24.9.15

¡¡ Ejercicios espirituales para el puente de Octubre !! ¿A qué esperas?

https://docs.google.com/forms/d/13Aki4MJSRYfnpPgYVsKBfZE0ZdehbCzRu5tyJOVbbbg/viewform
Pulsa en la imagen para inscribirte

Ha llegado el momento del año que estabas esperando para recargar pilas, alejarte del ajetreo y diario e ir al Encuentro de Dios....ya te lo dice el Papa Francisco:
"Quien vive los ejercicios espirituales de modo auténtico experimenta la atracción, el encanto de Dios, y vuelve renovado, transfigurado a la vida ordinaria, al ministerio, a las relaciones cotidianas, trayendo consigo el perfume de Dios”. 
¿Te lo vas a perder?
  


Ejercicios Espiriuales para jóvenes y los que trabajan pastoralmente con ellos. ¿Necesitas descansar? ¿Parar un momento? Este es el mejor momento
PRECIO
70€ para estudiantes y parados

110€ para trabajadores

Ingresarlo en: ES21 2080 0348 3530 0005 2547

Concepto: Nombre y Apellidos + ejercicios 2015


LUGAR

Casa de espiritualidad Santa María do Mar / Dorrón - Sanxenxo - Pontevedra


FECHA

Del viernes 9 a la tarde, al lunes 12 de octubre al mediodía


 
INSCRIPCIÓN

Dani: 699826987

www.depasxuventude.com

depasxuventude@hotmail.es

DIRECTOR
D. Santiago Romero, Formador en el Seminario Menor de La Asunción
 
NECESITAS LLEVAR
Biblia, libreta, bolígrafo, ropa para tres días, útiles de aseo, instrumeno musical (si tienes y sabes tocar)

15.9.15

INSCRIPCIÓN EJERCICIOS ESPIRITUALES Octubre

Ha llegado el momento del año que estabas esperando para recargar pilas, alejarte del ajetreo y diario e ir al Encuentro de Dios....ya te lo dice el Papa Francisco:
"Quien vive los ejercicios espirituales de modo auténtico experimenta la atracción, el encanto de Dios, y vuelve renovado, transfigurado a la vida ordinaria, al ministerio, a las relaciones cotidianas, trayendo consigo el perfume de Dios”. 
¿Te lo vas a perder?
 
Pulsa en la imagen para inscribirte



Ejercicios Espiriuales para jóvenes y los que trabajan pastoralmente con ellos. ¿Necesitas descansar? ¿Parar un momento? Este es el mejor momento

PRECIO

70€ para estudiantes y parados

110€ para trabajadores

Ingresarlo en: ES21 2080 0348 3530 0005 2547

Concepto: Nombre y Apellidos + ejercicios 2015


LUGAR

Casa de espiritualidad Santa María do Mar / Dorrón - Sanxenxo - Pontevedra


FECHA

Del viernes 9 a la tarde, al lunes 12 de octubre al mediodía

INSCRIPCIÓN

Dani: 699826987

www.depasxuventude.com

depasxuventude@hotmail.es

DIRECTOR

D. Santiago Romero, Formador en el Seminario Menor de La Asunción
NECESITAS LLEVAR
Biblia, libreta, bolígrafo, ropa para tres días, útiles de aseo, instrumeno musical (si tienes y sabes tocar)

27.3.15

Testimonios Ejercicios Espirituales - Ven y descánsate

Estuve en el puente de San José de ejercicios espirituales en Dorrón. Podía haberme ido de viaje, si, pero decidí estar tres días en silencio, desconectándome de todos los ruidos del día a día para encontrarme con el Señor. ¿Y que son los ejercicios espirituales? Pues eso, un encuentro con el Señor, con todo un Dios enamorado de ti que te habla al corazón. Siguiendo a San Ignacio de Loyola teníamos unas charlas que nos orientaban para  nuestras meditaciones con la Biblia. Pensé que me iba a costar entrar en la dinámica del silencio porque soy muy charlatana y que tanta oración me iba a costar lo suyo, pero la verdad es que se me hizo todo muy fácil. Te sentías en comunidad y muy a gusto con la gente. El sitio no podía tener unas vistas mejores, a la ría de Pontevedra, y las monjas calasancias nos trataron genial.
Ahora toca asimilar todo lo que hemos recibido estos días y llevarlo a nuestro día a día. La verdad es que repetiría sin dudarlo.
Icíar Camuñas

Decidí apuntarme a los Ejercicios Espirituales porque estaba buscando unos días para descansar de la rutina y para vivir de forma diferente el final de la Cuaresma, ¡pero realmente encontré mucho más!

Estando allí descubrí lo bueno que es poder estar unos días en silencio, dejando a un lado el ruido  y las prisas del día a día.

Pero lo mejor de los Ejercicios fue sin duda sentir de manera especial el amor y la presencia de Jesús en nuestras vidas.

¡Os recomiendo vivir esta experiencia!

Rafa Barros


 

16.3.15

¿Por qué hacer ejercicios espirituales?


¿Por que debería hacer ejercicios espirituales?

La vida interior también hay que trabajarla. Los Ejercicios Espirituales son como unas tablas de gimnasia que ayudan a exponernos a la acción de Dios y a asumir su llamada a vivir la plenitud de vida que nos ofrece. 
Siguen un método que se acomoda a lo que cada uno va experimentando, con la ayuda de un guía personal (acompañante) que a modo de entrenador asegura su buena aplicación y su correspondiente adecuación.
Quieren ser una ayuda para tomarse el Evangelio de Jesus en serio. Para romper las ataduras de nuestro corazón que nos impiden ser verdaderamente libres para amar. Para percibir el modo concreto en que Dios nos invita a construir el Reino y a servir a nuestros hermanos como miembros de su Iglesia. Para no contentarnos con una vida mediocre, a medio gas, de horizontes alicortos, y para aprovechar nuestro tiempo y nuestra vida de la mejor manera posible. Para no quedarnos en las ideas, en las meras nociones, en los planteamientos ideológicos, sino perseguir una verdad que se verifica en una experiencia saboreada, gozosa y estimulante. 

Finalmente para poder entender, no sólo desde la cabeza, sino sobre todo desde el corazón, lo que quiere decir el Apóstol cuando exclama: ¡Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí! Esta vida en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gal 2, 20)

¿Quién puede hacer Ejercicios?
Los Ejercicios Espirituales no son para gente buena, que además se lo sabe, y no siente el aguijón de un “más”. No son para espíritus conformistas, ni para aquellos que lo quieren todo sin renunciar a nada. Son para gente capaz de poner en juego lo que tiene para perseguir lo que ama,  emprendedores y arriesgados en correspondencia con una apuesta existencial de gran calado. Gente sedienta de conversión profunda porque sabe que necesita algo más y algo distinto, o está atravesada por la búsqueda y el anhelo de lo que Jesucristo promete a sus amigos y amigas.

Los Ejercicios requieren de la persona cierta estabilidad emocional, disposición a un compromiso estable y continuado, y capacidad para una cierta interiorización.

¿Cómo se hacen?
 
Poniendo toda la carne en el asador. Son básicamente Ejercicios de oración personal, de unidades de tiempo reservadas exclusivamente para la intimidad con Dios. Y se sirven también de todo aquello que la Iglesia emplea para asegurar la transformación del hombre en Cristo: gustar la Palabra de Dios, examen de la propia vida, ascesis, guía espiritual, vida sacramental y litúrgica, desbordamiento del servicio, realimentación con lecturas adecuadas del paradigma enamorado del seguimiento de Cristo. Esas experiencias afectan a todo lo que uno siente, proyecta y realiza a lo largo del proceso, con una lectura permanente de lo que el Señor quiere comunicarnos a través de lo que experimentamos

¡¡¡¡Aun estás a tiempo de inscribirte y vivir esta experiencia!!!!
Hoy es el último día... 
 

12.3.15

Ejercicios Espirituales



¿Por qué hacer ejercicios espirituales?

El rimo frenético de la vida moderna crea personas llenas de cosas y actividades pero insatisfechas. Muchas actividades ocasionan una dispersión en la persona, dejándola confundida y débil, alguien así es incapaz de enfrentar las contrariedades de vida porque esta no está ordenado a su último fin.
Ahí está la clave de los Ejercicios, ordenar y enfocar la vida a lo importante, dejando lo efímero y pasajero de lado.

Este método ha probado su eficacia durante cinco siglos y es ahora cuando su ayuda se hace más urgente e indispensable dado el ritmo al que nos somete la vida, empeñada en hacer de nosotros un mero instrumento de producción y consumo.

Pero.... ¿Qué son los Ejercicios Espirituales?

 “Los Ejercicios son todo lo mejor que yo en esta vida puedo pensar, sentir y entender, así para el hombre poderse aprovechar a sí mismo, como para poder fructificar, ayudar y aprovechar a otros muchos” (Monumenta Ignatiana, v.1, p.113).
Esta es la opinión que -sin ninguna presunción- daba san Ignacio sobre su libro de Ejercicios Espirituales Ignacianos. Por eso, cuando veía a alguna persona que podía hacer mucho bien en la Iglesia, trataba con todo su afán para que hiciese los Ejercicios Espirituales Ignacianos.

Los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola son una secuencia ordenada de meditaciones y contemplaciones -ejercicios- que surgen de la profunda experiencia espiritual que Ignacio vive a partir de su conversión, con el fin de ayudar al que se ejercita en ellos a descubrir cuál es la voluntad de Dios para su vida.

Ignacio decide escribir este Cuaderno de los Ejercicios Espirituales con el propósito de ayudar a otros, comunicándoles las ideas y sentimientos que a él le habían transformado. Por ello, los concibe y realiza mas bien como una guía dirigida -no tanto al que los experimenta-, sino al que los Predica.
El objetivo de los Ejercicios Espirituales Ignacianos es ayudar al que los experimenta, a discernir y conocer lo que Dios quiere de él, y a desear y elegir esto.

De modo particular,los Ejercicios Espirituales, son muy útiles para organizar la vida diaria de acuerdo a la voluntad de Dios, e incluso a descubrir a qué Vocación Dios me esta llamando, para aquellos que todavía no han decidido.

La experiencia completa de los Ejercicios Espirituales Ignacianos dura aproximadamente 30 días, los cuales se hacen en silencio y bajo la guía del Predicador. Pero es posible adaptar el mes de Ejercicios Espirituales a la situación real de cada uno. De aquí que se puedan hacer versiones reducidas de 5 o hasta 3 días 

 Aun no... pero tienes oportunidad de hacerlos del 19 al 22 de Marzo inscribiéndote en http://depasxuventude.blogspot.com.es/2015/03/inscripcion-ejercicios-espirituales.html

Tienes hasta el 15 de Marzo para inscribirte, pero si quieres venir, ¡no lo pienses más!

3.3.15

Inscripción Ejercicios espirituales

https://docs.google.com/forms/d/1EGCh92GvjMNP3JJjGxytk2AWbtqrhVCbMOvY6rqaWdw/viewform
Pincha en la imagen para inscribirte

Ejercicios Espiriuales para jóvenes y los que trabajan pastoralmente con ellos. ¿Necesitas descansar? ¿Parar un momento? Este es el mejor momento 

PRECIO
70€ para estudiantes y parados
110€ para trabajadores
Ingresarlo en: ES21 2080 0348 3530 0005 2547
Concepto: Nombre y Apellidos + ejercicios 2015

LUGAR
Casa de espiritualidad Santa María do Mar / Dorrón - Sanxenxo - Pontevedra

FECHA
Jueves 19 de Marzo a las 20:00 a Domingo 22 de Marzo después de comer

INSCRIPCIÓN
Dani: 699826987
www.depasxuventude.blogspot.com.es
depasxuventude@hotmail.es

DIRECTOR
Daniel Pérez (Director espiritual del Seminario Menor)

NECESITAS LLEVAR
Biblia, libreta, bolígrafo, ropa para tres días, útiles de aseo, instrumeno musical (si tienes y sabes tocar)

13.1.15

¿Qué tal unos ejercicios espirituales?


Este mes de febrero los jesuitas organizan ejercicios espirituales para universitarios en Dorrón (Pontevedra). 

Si las fechas te vienen bien no lo dudes, ponte en contacto con la dirección que viene en el cartel e inscríbete.


27.10.14

¿Por qué hacer ejercicios espirituales?

Los Ejercicios son una ayuda para tomarse el Evangelio de Jesucristo en serio. 

-Para romper las ataduras de nuestro corazón que nos impiden ser libres para amar. 
-Para ver el modo concreto en que Dios nos invita a vivir y a servir a nuestros hermanos.
-Para no contentarnos con una vida mediocre, a medio gas, de horizontes alicortos, y para aprovechar nuestro tiempo y nuestra vida de la mejor manera posible. 
-Para no quedarnos en las ideas, en los planteamientos ideológicos, sino perseguir una verdad que se verifica en una experiencia saboreada, gozosa y estimulante. 
-Para poder entender, no sólo desde la cabeza, sino sobre todo desde el corazón, lo que quiere decir el Apóstol cuando exclama: ¡Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí! Esta vida en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gal 2, 20)

¿Quién da más?

Los Ejercicios Espirituales no son para gente buena, que además se lo sabe, y no siente el aguijón de un “más”. No son para espíritus conformistas, ni para aquellos que lo quieren todo sin renunciar a nada. Son para gente capaz de poner en juego lo que tiene para perseguir lo que ama, emprendedores y arriesgados en correspondencia. Gente sedienta de conversión  porque sabe que necesita algo más y algo distinto, o está atravesada por la búsqueda y el anhelo de lo que Jesucristo promete a sus amigos y amigas.

16.10.14

Inscripción ejercicios espirituales

https://docs.google.com/forms/d/1dT3XjBnLnBQVtHqyYcInrtHfUy_spRot7JxRAMHMMJY/viewform
Pincha en la imagen para inscribirte

Del 30 de Octubre al 2 de Noviembre tendremos Ejercicios espirituales ignacianos en el Sagrado corazón, Rua da praia nº8, Placeres - Pontevedra.

Los dirigirá Santiago Romero Trabazo, formador del Seminario Menor de la Asunción.

Hora de llegada 20:30, no hay que llevar la cena. 
Termina el día 2 con la comida.

Precio:
Estudiantes y parados - 70 €
Trabajadores - 110 € 
(Se paga al llegar allí)